Hombre esperando una cancelación de reserva en vivienda turística

Cancelaciones en vivienda turística: 5 tips para evitarlas

La principal preocupación de muchos propietarios de alquiler vacacional es tener siempre a tope las reservas. Por eso mismo, las cancelaciones en vivienda turística son el terror Nº1 al que se enfrentan.

Ahora mismo, con el tema de la Covid-19 el pánico a las cancelaciones en las viviendas turísticas está más presente que nunca. No es para menos, ya que la cosa va cambiando día a día y, lamentablemente, no siempre para mejor.

Por eso mismo, como anfitrión, debes saber estar a las buenas pero también en las malas. En Room to Rent hemos redactado este artículo para que aprendas cómo gestionar las cancelaciones en tu vivienda turística. ¡Así no empeorarás tu reputación en Airbnb!

Las 5 claves para gestionar las cancelaciones en tu vivienda turística

Aunque hay cancelaciones inevitables por causa mayor, muchas se pueden evitar. Hoy, queremos que conozcas los trucos más comunes de expertos en alquiler vacacional para gestionar las cancelaciones en viviendas turísticas.

¡Vamos allá!

1. Ten una política de cancelaciones pública y clara

Nada de letra pequeña. Tu política de cancelaciones tiene que ser, junto con el precio, el número de contacto y las fotos de la vivienda, de lo primero que vea el posible huésped.

Quien avisa no es traidor, y lo mejor es cubrirte las espaldas de cara a posibles cancelaciones y quejas posteriores. ¡Que hay mucho listo! No hace falta que te líes la manta en la cabeza con textos legales y demás, simplemente fija varios puntos bien claros y específicos.

¿Qué incluir en la política de cancelaciones? Varios puntos interesantes:

  1. Si aceptas o no cancelaciones.
  2. Fecha límite para cancelarla.
  3. Tarifa a pagar por el huésped si cancela.
  4. Si habrá o no reembolso, y, en caso de haberlo, cuándo y cómo se efectuará.
  5. Qué pasará si eres tú quien tiene que cancelar la reserva (opción 0% recomendable).

A ser posible, te recomendamos que estas políticas de cancelación figuren, como mínimo, en español e inglés.

Te redactaríamos una política de cancelación estándar, pero esto es mejor que lo adaptes a los números de tu alquiler vacacional y situación. Así podrás ser más laxo o más estricto de cara a cancelar reservas.

2. Brinda incentivos o penalizaciones al cancelar reservas

Aplica el condicionamiento básico a tu estrategia de negocio. ¿Que tu huésped se porta bien? Prémialo. ¿Se porta mal? Habrá que penalizar el comportamiento.

No, no nos referimos a que le des queso o calambrazos, cual ratón en un laberinto.

Tu huésped valorará positivamente que, si confirma su reserva, le des una promoción o descuento interesante. Así te aseguras de que venga y no perderás ni el dinero ni los días.

¿Y qué hacemos si cancela? Te recomendamos pedir un adelanto no reembolsable. Así, al menos, te aseguras de que parte de la multa ya está pagada y le dará más apuro cancelar.

También puedes ofrecerle una alternativa. Por ejemplo, cambiar la titularidad de los que vengan y que sea su primo quien disfrute de tu vivienda. Mientras que la pague…

3. ¿Cómo están ustedes?¡Bieeen!

Una de las diferencias entre un hotel y un alquiler vacacional es la cercanía del servicio. Tú no eres el recepcionista de una cadena internacional, eres el dueño o gestor de la vivienda. Por tanto, puedes… DEBES tener un trato mucho más cercano con el huésped.

Nada más te reserve, escríbele por correo (o por WhatsApp, si lo ves adecuado) para hacer la confirmación, preguntar cómo están, si vienen por placer o negocios… un poco de conversación banal y dedicación no está mal.

Así generas cierta confianza y complicidad con el huésped. ¿Y todo esto para qué? A la hora de cancelar, puede que le dé más apuro hacerlo, o pedirte de vuelta todo el dinero. Una gran forma de guardarte las espaldas.

4. Elige sabiamente al público objetivo de tu vivienda

Si has tenido varias cancelaciones, podrás identificar algún patrón. ¿Han sido parejas de mayores? ¿Grupos de chavales? ¿Viajeros de negocios…?

En estos casos, te recomendamos que cribes a tu público objetivo y elijas, obviamente, al que menos problemas te vaya a dar. Busca algún valor añadido que puedas dar a ciertos públicos (si aceptas mascotas, si tienes muchas habitaciones, si estás cerca del Palacio de Ferias de la ciudad…) y potencia ese target.

5. Tengo cancelaciones en mi vivienda vacacional, ¿por qué?

Sí, a veces son «cosas que pasan».

Pero en Room to Rent somos de ciencias y nos gusta identificar patrones de comportamiento entre individuos.

Si ya has tenido varias reservas, deberías examinar por qué las han cancelado y actuar en consecuencia.

Uno de los factores clave pueden ser los tarifarios. El precio es un elemento determinante, y más si se reserva con antelación y la cancelación es muy flexible.

Por eso mismo, te recomendamos tener un ojo echado a lo que hace la competencia y así identificar cambios tarifarios en caso de ser posible.

¡Y esto es todo por hoy! Esperamos haberte ayudado en cómo gestionar las cancelaciones de reservas en tu vivienda vacacional.

Y si aún sigues con dudas… ¡pregúntanos! Estaremos encantados de solucionar las cuestiones que te sigan atormentando ⛈.

Últimas entradas