Cómo adaptar un alojamiento turístico para mascotas

 En Gestión de apartamentos turísticos

¿Quieres que tu alojamiento sea pet friendly? ¡Nosotros te ayudamos!

Hay gente a la que le apasiona viajar con su mejor amigo, que normalmente tiene cuatro patas. Es decir, su mascota.

En roomtorent creemos que ¡es una idea genial! Sin embargo, no siempre los anfitriones están dispuestos a aceptar mascotas en su alojamiento turístico.

Por eso mismo, esta gente que viaja con su mascota se encuentran desamparados y sin sitios donde meterse.

Si quieres cubrir ese nicho de mercado dentro del sector del alquiler vacacional, nosotros te ayudamos.

Sigue leyendo y descubre cómo adaptar un alojamiento turístico para mascotas.

👇 👇

Las claves para adaptar tu alojamiento turístico a viajeros con mascotas

Una vivienda con mascotas siempre acarrea un problema: los animales son mucho menos higiénicos que las personas,  por lo que tendrás que adaptar tu casa a ellos.

Por eso mismo, lo primero que queremos recomendarte es que te olvides de todos los textiles lujosos de tu casa. Sedas, terciopelo… todo eso se va a arruinar muy pronto, si no quieres gastarte un dineral en tintorería.

Apuesta por textiles sintéticos que con un lavado se queden como nuevos. Y, claro, que sean fácilmente desenfundables. En la ropa de cama, más de lo mismo. Puede que la mascota de tu huésped sea aficionada a dormir con su dueño. ¡Nunca se sabe!

Las moquetas y alfombras se llevan con los animales como perros y gatos. De ahí que te recomendemos que las retires de tu casa.

Si quieres colocar alguna superficie, opta por materiales plásticos o vegetales como el bambú. Se limpian de un fregao y se quedan estupendos para acoger tu próximo huésped y a su peludo amigo.

¿Y el suelo? Si estás pensando en renovarlo, decídete sin titubeos por la cerámica. El motivo es por su durabilidad e impermeabilidad. ¿Piensas que es muy soso? Eso es que no has visto la gran cantidad de acabados que existen hoy en día.

Un espacio para los peludos en tu vivienda turística

Intenta reservar un buen espacio de alguna estancia (te recomendamos el salón) para que la mascota pueda dormir, jugar, comer… ¡campar a sus anchas!

También es más que recomendable tener un cajón con juguetes, una manta, unas chuches para animales… todo para que tanto dueño como mascota estén como reyes.

Si bien es verdad que la mayoría de viajeros de este tipo suele ir acompañado por su perro, puede darse el caso de que haya quienes se muevan con su gato. Por eso mismo, nunca está de más tener por ahí un rascador y un cajón con arena.

Por supuesto, no te olvides de hacer unas buenas fotos de ese espacio para mascotas ni de remarcar en tu anuncio de Airbnb que tu apartamentos es pet friendly.

¡Conseguirás muchos huéspedes!

Los toques de calidad

Ademas de tooooodo lo que hemos puesto arriba, queda ponerle el cascabel al gato. Los pequeños detalles son los que hacen pasar una estancia de buena a genial.

Para los que viajan con su mascota, hay varias cosas que les encantará.

Primeramente, ten siempre preparado un cuenco con agua y otro con comida cuando vayan a entrar a la vivienda. Así el animal podrá saciar su sed y calmar su hambre una vez explore tu casa.

Por otro lado, te recomendamos que en la vivienda haya siempre disponible una caja de bolsitas para que los dueños puedan recoger sus cosas cuando bajan a dar un paseo con su mascota.

Cuando abandonen la vivienda, no te olvides de limpiar, ventilar y vaporizar alguna fragancia agradable para eliminar los malos olores.

 

 

Últimas entradas