apartamento-vivienda-vacacional

El alquiler vacacional se mantiene más fuerte que los hoteles

¿Sabías que el alquiler vacacional se está mostrando más fuerte que los hoteles durante la pandemia a causa del COVID-19? Esto demuestra un reciente informe publicado por STR y AirDNA. Las cifras son realmente buenas en nuestro sector.

La vivienda de uso turístico está más fuerte que los hoteles

Parece que los pisos de uso turístico han venido para quedarse. Incluso durante la pandemia, esta modalidad de alojamiento se ha mostrado fuerte, porque ha resistido mejor la pandemia que muchos hoteles. Lo cual quiere decir mucho.

Lo que hicieron STR y AirDNA fue elaborar un informe conjunto para comparar el impacto del coronavirus en los hoteles y en los alquileres de uso turístico. Concretamente, compararon los períodos desde enero de 2019 hasta el 27 de junio de 2020. ¿Cuál fue el resultado?

En el informe se determinó que los dos tipos de alojamiento sufrieron las consecuencias del COVID-19 como cabía esperar -sobre todo teniendo en cuenta todo el tiempo de parón y confinamiento-.

Sin embargo, durante este tiempo los huéspedes buscaron un alojamiento en el que poder alejarse con seguridad y estar cómodo durante más tiempo. Es decir, más tipo vivienda de uso turístico. Incluso se determinó que la duración había aumentado en un 58% durante la pandemia. También puede que muchos tuvieran que pasar allí la cuarentena.

Estos datos también confirman que la industria hotelera experimentó caídas muy preocupantes. Más que en las viviendas de uso turístico, que dentro de lo que cabe se mostraron estables.

En lo referente a las tarifas, los alquileres cortos mostraron unas tarifas diarias medias más altas en julio de 2020 que en julio de 2019. ¿Los motivos? La inversión en tiempo y dinero para desinfectar totalmente una estancia.

Lo que también sorprende es la bajada de un servicio a otro. El 21 de junio de 2020 se determinó que el RevPAR de alquileres cortos bajó en un 4,5%. Nada si comparamos que los hoteles vieron casi un 65% más bajo respecto a un año antes.

Por otro lado, el ADR en los hoteles aumentó poco más del 30% en ese mismo período. Pero para los alquileres, subió en un 23,3%.

Podemos ver como la tendencia es clara. Parece que durante la pandemia los huéspedes prefirieron alojarse en lugares con menos gente, eso les daba una mayor seguridad. Es decir, se sentían más seguros en pisos de uso turístico que en hoteles que a menudo están repletos de cientos o miles de personas.

¿Qué opinas? ¿Estás de acuerdo?

Últimas entradas